Comportamiento sexual universitario actual vs tradicional en Espana

Así como el comportamiento social, las normas de etiqueta, la tecnología y básicamente todo lo que nos rodea, la sexualidad y el comportamiento sexual de las personas también ha dado un giro drástico en las últimas décadas.

La llegada del internet prometió un cambio en la forma de comunicarse de las personas, y el comportamiento sexual no queda exento de esto.

Hace un par de siglos, las mujeres llegaban vírgenes al matrimonio y se reprochaba a todo aquel que se encontrara fuera de la monogamia.

La forma de encontrar pareja era también muy diferente. Tus padres negociaban tu compañía por emparejarte con una pareja de buena posición tanto económica como social y, aunque la otra persona no cumpliera en absoluto tus expectativas, el contrato había sido cerrado como tarde cuando cumplías los diez años de edad.

El comportamiento sexual universitario y las aplicaciones de citas online

Con el avance tecnológico que representan las aplicaciones de citas online, conseguir sexo casual es más fácil que nunca, sobre todo para la población universitaria en Espana.

Esto es gracias a la libertad que comienzan a experimentar cuando comienzan esta etapa de sus vidas, las modificaciones hormonales que experimentan sus cuerpos y el abanico de actividades sociales que se ofrecen para ellos.

Con esta libertad, los jóvenes tienen la posibilidad de experimentar cuanto deseen. Y dadas las modificaciones culturales que ha transitado nuestra sociedad, estas experiencias parecen promover un matrimonio más tardío y una soltería más abierta.

La apertura de las aplicaciones de citas online parece promover el sexo casual y el emparejamiento adecuado mediante diferentes tipos de algoritmos, pero nuestros jóvenes han creado nuevos usos para ellas.

Las páginas de sexo casual, ¿son utilizadas como tal?

Muchos de ellos acceden a estas aplicaciones por mera curiosidad, sin buscar nada en específico. Y en ocasiones, acaban utilizándola como un medio más para socializar, sin implicar una relación amorosa o sexual en el proceso.

Es decir, si bien los jóvenes parecen tener mayor libertad sexual en la actualidad, las aplicaciones de citas online no son las responsables de ello.

Si bien casi todos han utilizado en algún momento una de estas plataformas, no ha sido necesariamente para conseguir sexo casual. Los motivos son variados. Unos aseguran no necesitar estas plataformas para ligar, otros prefieren coquetear de forma tradicional y siempre está el grupo abierto a todo, tanto de forma presencial como virtual.

Cambios en el comportamiento sexual universitario

No solo las maneras de conseguir sexo han cambiado, sino que los motivos, posibilidades, comportamientos e inclinaciones sexuales se han modificado notoriamente.

En otro siglo, incluso décadas, socialmente hablando, el motivo de la relación sexual no era otro que procrear, se consideraba que un primer coito para el hombre era signo de madures y en las mujeres de impureza.

Incluso la manera de pensar sobre el matrimonio ha cambiado. En otros tiempos, las solteronas sin remedio eran aquellas que alcanzaban los 27 años. El matrimonio normalmente se consumaba antes de los 20 y como dijimos anteriormente, era un negocio intrafamiliar.

Ahora, los jóvenes posponen su matrimonio para darse la libertad de experimentar. Si bien existen los abstinentes que por voluntad propia guardan su virginidad el tiempo que desean, la monogamia ya no se refiere al matrimonio como solía.

Comportamientos sexuales actuales en Espana

Los universitarios practican la monogamia con su pareja sin necesariamente consumar matrimonio, y algunos de ellos simplemente prefieren no comprometerse para seguir experimentando su sexualidad.

El cambio más rotundo en la cultura sexual universitaria puede verse reflejado en la libertad sexual femenina. Estudios realizados en la universidad británica de Columbia, demuestran que, en décadas pasadas, las chicas no eran tan abiertas a experimentar su vida sexual.

Esto no quiere decir que gran número de las mujeres sean ahora abiertas gratis como experimentadoras del sexo casual.

De hecho, tanto en hombres como mujeres vemos que la mayoría de los individuos abiertos a vivir relaciones sexuales casuales, son miembros de determinadas subculturas universitarias, como atletas y miembros de fraternidades o hermandades, en los que, la monogamia o abstinencia pasan a ser un factor social rechazado o inesperado.

En sí, las costumbres sexuales no se han modificado demasiado con el paso del tiempo, y la influencia de las aplicaciones para conseguir sexo casual apenas ha mostrado su influencia en ello.